domingo, 26 de mayo de 2013

Fugitivas

   "De modo que Aureliano y Amaranta Ursula aceptaron la versión de la canastilla, no porque la creyeran, sino porque los ponía a salvo de sus terrores."
Gabriel García Márquez,  "Cien años de soledad"
  
  Mi conducta sexual no es de este tiempo ni de este lugar. El De Lorean, aquel auto de la película Volver al Futuro, aplicado a mi erotismo le erró muy mal a las coordenadas del aquí y ahora. Sé que soy una incomprendida. Soy rara. Siento al mundo que me rodea como algo espantosamente común y mediocre. Pero también noto que algunas personas se sienten comprendidas por mí, aunque seamos muy diferentes. 

  La gente (vainilla o BDSM, da lo mismo) es tan incapaz de entenderme que prefiere demostrarme odio o fastidio antes que poner en evidencia los temores y los miedos que mi forma de ser les desnuda impiadosamente. La audacia para pensar y obrar siguiendo una determinación individual y singular rechazando lo anónimo del rebaño colectivo resulta ser una desgracia desde el punto de vista social. Aunque parezca una burla, la sociedad se defiende de un inexistente ataque mío. Y todo el tiempo es así.
   
   Si supiesen la verdad, si tuvieran un registro de mi vida sexual, sé que muchos me mandarían a la hoguera. Algunos la saben, pues cometí muchos errores al darle mi confianza a personas que nunca la merecieron. Esos son los primeros en  hacer fila con la antorcha en la mano. Siento que soy una unicornia vulnerable a la destrucción. Para el común de las gentes, mi mundo es tan distinto que ni siquiera soy discriminada. No existo. No debo existir. Una suerte de fantasma de Canterville. Para algunos, soy de alguna forma u otra, interesante, hasta divertida. Para otros (muchos), una amenaza.

   Sé que soy muy versátil para moverme en diversos ambientes: mi camaleonismo me hace entender varios idiomas sociales y sus jergas, sus medias palabras, sus falsas certezas. Sé como adaptarme a diversos hábitats, tal como lo comenté en otra columna. Pero el asunto que me trae entre manos hoy y que me hace escribir estos párrafos no tiene que ver con la adaptación sino con un sentimiento que a veces me invade relacionado con el hastío y el hartazgo. Ya no me importa mantener un parloteo intrascendente con personas para no decirnos nada. Ya no soporto las reuniones laborales ni tampoco a las madres del colegio. Casi no veo televisión, salvo música o documentales. Encuentro terriblemente estúpidas a la mayoría de mis compañeras de género, que han aceptado sumisamente el contentarse con las sobras de lo que debería ser el gran banquete sexual de sus vidas (como si estuvieran esperando a la próxima para vivirla plenamente). No me entretienen las diversiones y las pasiones de la mayoría de las mujeres de mi edad. Compenso mi rechazo hacia el mundo que me rodea regocijándome en cuidar a mis mascotas, leer mis libros o planear columnas para este blog.
   
   Suelo escuchar a los que me relatan sus cuitas por propia voluntad o necesidad, sin juzgarlos. No soy de mostrar o compartir fotos propias ni de familia. No me siento cómoda en ninguna casa ajena (literalmente) y en pocos lugares en donde me vea obligada a alguna interacción social. Casi ni recuerdo ni me preocupo ya por recordar los rostros de los que conocí o vi por única vez. No suelo saludar a nadie en la fecha de su cumpleaños, ni en los famosos días (el del padre, el de la madre, el del amigo, etc.). Tampoco invado la privacidad de nadie con preguntas inoportunas (no soy de hacer muchas preguntas). Pienso y obro de una manera que no podría ser jamás avalada por la media que me rodea pero tampoco por la mayoría de los cultores del BDSM local. Mi sonrisa clara y radiante es intraducible. Mi sexo, incomprensible, salvo para unos pocos que me conocen de verdad.

   Y con estas sensaciones presentes es que quiero hablarles hoy de Leonor, mi amiga Leonor, en esta semana, la de su cumpleaños. Leonor, con su brutal sinceridad, tan diferente a mí (es raro encontrar dos personas tan absolutamente opuestas en toda su forma de conducirse en la vida) pero a su manera, tanto como yo, una fugitiva. Y también tengo presente a mi adorada Flordelis, que tantas veces se definió como Flordelis en fuga.. y yo no entendía el porqué de la fuga. Fuga? Hacia dónde?. Ahora sí creo que después de años de conocerla, he empezado a comprenderla.

   Somos fugitivas que ponemos en evidencia demasiadas falsedades, que desafiamos a demasiados prejuicios. Fugitivas de un mundo que no nos pertenece pero en el que debemos insertarnos para sobrevivir. Ella, Leonor, con su feroz independencia a cuestas, su mundo queer, avanzando a dentelladas, creando su manada; enfrente yo, apegada a mi familia y mi vida hogareña tradicional pero con mi sexualidad que late al ritmo del glamour de la femme dominante clásica. Pero ambas sabemos que no aceptaremos nunca la versión de la canastilla de la que hablaba García Márquez. Nosotras somos de las que buscamos verdades. Aunque duelan, siempre las preferimos antes que mentirnos para así estar a salvo de los terrores y las inseguridades que los demás viven de la única (y tan pobre) forma en que saben sobrevivir.

    Dedicada a mi amada Leonor Silvestri, en su cumpleaños, quien me dió un hijo canino cuadrúpedo que no lleva nuestra sangre pero si nuestra historia incomprendida cuando ladra a los que le temen.






16 comentarios :

  1. En esta columna expresaste la cruda esencia del sado/bdsm/comoseaquesellame; la segregación de la gilada en pos del propio placer. Este, depende pura y exclusivamente de como se plante uno para conseguirlo, prescindiendo de lánguidas paginas y paginas teoricas del consenso.... tenemos en claro lo que nos gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que buen comentario Iron Sol! Adelante con lo que nos gusta!!!!

      Eliminar
  2. Saludos de una fugitiva/proscrita más, querida.

    Yo no me resigno a apartarme de la sociedad donde estoy integrada porque considero que no tengo nada de qué avergonzarme, pero comprendo perfectamente tus palabras y aquí queda mi gota en el maremoto de las desertoras de la mediocridad. Tal vez seamos pocas, pero tenemos una fuerza impresionante.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ..y con nuestra fuerza vamos para adelante!!!

      Tu blog es maravilloso!!!

      Gracias por estar tan cerca mío

      Eliminar
  3. Comprendo perfectamente el hastio que puede llegar a sentir Mistress Roxy, no sabe cuanto lo comprendo...besos.

    ResponderEliminar
  4. Su agudeza habitual nos representa a muchos.

    atentamente

    con respeto y sumision

    commendatore

    ResponderEliminar
  5. Que blog mas interesante y fastcinante tienes Roxy, lo he estado ojeando por encima y me ha gustado mucho.

    Sientete orgullosa de como eres, con tus propios gustos, con tu propio mundo, tu propio camino, y no como la mayoria de las hormigas que forman parte del camino cotidiano de la sociedad.

    Besos! :)

    Me pasare de vez en cuando ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ..pasate cuando quieras, serás muy bienvenida!!!

      Eliminar
  6. Fascinantes palabras: fuga, raras, fugitivas, Leonor Silvestri, incomprendida, intraducible, comprendida, versátil, singular...y la lista sigue
    Gracias fugitiva amiga, vamos fugando sin un tener adonde ir pero sabiendo de que huimos, eso nos encuentra. Y nos dá alegría
    Yo también te adoro
    Flordelis

    ResponderEliminar
  7. Te entiendo querida roxy, en nuestro lugar como sissys, en cierto modo también somos unas fugitivas. Está bien visto ser gay, siempre y cuando no alardes y enseñes mucho la pluma. Tenemos que ir avanzando poco a poco, nos consideramos unas incomprendidas.
    Besitossss mi amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poca gente conocí mas discriminadora e intolerante que el ambiente "oficial" gay. Sobre todo con las sissies que adoran a las mujeres

      Eliminar
  8. Roxy... siempre original, siempre contestataria, siempre fiel a lo que pensás...
    Me sumo a tu blog...

    ResponderEliminar
  9. Roxy... Si supieras cuan identificada me senti al leer estas lineas !
    Gracias por compartir lo exótico y mostrar al mundo que sonos una especie de ser unico y especial QUE EXISTE, a pesar de que muchos piensen que solo existimos en una fantasía.
    Besos!
    Tu fiel lectora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besos para vos, mi fiel lectora LILITH, FUGITIVAS!!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...