viernes, 28 de junio de 2013

Femdom no es ni será malesum


   Hace años que vengo siguiendo blogs y páginas Femdom y están en su gran mayoría compuestos de textos e imágenes centrados en el dolor, el castigo o la humillación de los sumisos al ser flagelados, sometidos a castidad, sissificados o sodomizados. Lo que más me llama la atención no son las propias imágenes o fantasías sino que las mismas sólo describen situaciones desde la óptica y la posición del sumiso. No es que me parezca criticable sino todo lo contrario, es una visión conmovedora y altamente romántica. Pero del orgasmo y el placer de las supuestas domadoras ni se habla. Es como si no existiera o se lo da por sobreentendido. Y Yo entiendo que la dominación femenina persigue como fin principal el goce de la mujer de acuerdo a sus propios deseos.

   En una columna anterior titulada Brindo por tu orgullo sumiso mencioné que las fantasías y deseos de un sumiso enamorado suelen ser objetados o cuestionados por muchas expertas de "femdom de manual". Te invito a releer esa columna, escrita en mayo del año pasado. En aquel momento escribí:  "Una mujer inteligente no debería descartar ninguna fantasía de sumisión por disparatada que le parezca si cree firmemente que está impulsada por un genuino sentimiento amoroso sino que puede aprovecharla para llevar a ese hombre hacia la sumisión para luego profundizar juntos un camino  que aumentará sensiblemente la comunicación y el romance."

   Pero lo que vemos en este tipo de blogs y páginas femdoms les daría la razón a aquellas críticas porque resulta que la atención y la acción están totalmente centradas en el sumiso. La Dominante suele aparecer relegada a ser la mano castigadora o ejecutora de fantasías y fetiches masculinos.  Esta situación es la que yo llamo 
malesum y es muy diferente al Femdom que a mí me gusta practicar. Pareciera como si muchas mujeres necesitaran escudarse en la aplicación de técnicas, en la acción física de castigo o en la restricción del movimiento o del orgasmo (a través de mecanismos de castidad) para imponer su poder sobre el sumiso y este es uno de los peores errores que podemos cometer porque estamos reproduciendo la trampa de la técnica, ese concepto del BDSM típicamente masculino que enfatiza el poder en la acción sometedora, que implica desde su génesis todo un sistema de control y consenso para evitar daños y que pone en el sumiso la última palabra con respecto al poder que tenemos sobre ellos. Si lo que importa es el azote, podremos azotar hasta que él diga basta. Si lo que importa es nuestro goce orgásmico, en ese terreno las mujeres sádicas y sensuales no tenemos límites.
   El desvío mayor ocurre a mi juicio cuando sumisos cortejan a sus futuras dominadoras y a través de sus acciones son aceptados en virtud de cierta meritocracia sumisa que lo ha hecho acreedor de un collar como si se tratara de una carrera para obtener un ascenso.  Es decir, esta visión puede concluir en el contrasentido de que el sumiso sea el "sujeto", el motor de las ideas y las acciones y su Dómina se reduzca a una simple jueza de sus méritos, que otorga puntos o los resta según su desempeño.

   Somos Dóminas para sólo ser manos ejecutoras? Si estamos seguras de pulsar las cuerdas sumisas correctamente cuando ejecutamos la melodía...estamos tan seguras que es nuestra melodía?  No estaremos ejecutando una música ajena y extraña? Me gusta el concepto filarmónico del Femdom como expresión de la armonía sexual suprema entre hombres y mujeres. En mi Reino, el sumiso es a lo sumo el concertino, un afinado primer violín, un virtuoso cuyo nombre nunca puede estar por encima de la gran directora de orquesta. Porque es Ella y solo Ella la que le da sentido y razón a todos los instrumentos de la maravillosa música del sexo que él tanto disfruta cuando vive a los pies de la Diosa que tanto ama.

   


18 comentarios :

  1. Gracias Roxi por tocar un tema muy interesante.
    La mayoria de las paginas de FEMDOM, estan hechas por hombre seudosumisos, por lo tanto todo gira, como siempre, a su alrededor.
    Luego esta el tema de la Dominacion Financiera, en que lo primero que se le pregunta al cliente-sumiso, es por sus gustos y lo que espera recibir.
    Todo eso, crea la falsa esperanza para ellos de que su sumision es la que manda, y nuestra dominacion esta para su placer.
    Por eso cuando encuentran a alguien, como nosotras, no llegan a entendernos, y pueden acabar hasta con insultos de feminazis, etc...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Briggitte, gracias por tu comentario. no podría agregar ni una palabra mas. Pero siempre me sorprende lo fácil que algunos individuos pasan de la promesa de adoración al insulto apenas reciben un NO a sus demandas

      Eliminar
  2. Toca un tema interesantisimo y un poco taboo y lo hace con la claridad y elegancia de siempre.Tambien es frustante para un sumiso no poder darle placer a una Domina que adora siempre bajo sus estricas ordenes y deseos
    recomendare con vehemencia sta entrada
    con respeto y sumision
    commendatore

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Commendatore!!
      este es uno de los tabues del femdom,la diferencia, a veces enorme, que existe entre la fantasia masculina y el placer femenino

      Eliminar
  3. me gusta mucho, un blog diferente pero me parece muy interesante todo, gracias por seguirme wapa bsss

    lunagomera.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  4. Completamente de acuerdo, la mayoria de las paginas "sadomaso" están pensadas por hombres que piensan en satisfacer sus fantasias masculinas de sumision. Pocas veces se piensa en que dando placer al ama es como se alcanza una perfecta sumision. Y un ama complacida sexualmente siempre será más receptiva con su sumiso no? Besos mistress.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida gerita, es asi como lo dices. El "estereotipo sissie" ha captado perfectamente ese sentimiento. Mas caricias y suavidad femenina para complacernos y menos castigos duros para que el sumiso demuestre que es macho y se la aguanta.

      Eliminar
  5. Señora, lamentablemente esta vision no solamente es de estos supuestos "sumisos ficticios" y su "topping from the bottom", tengo muy en claro que los MaleDom tienen este mismo concepto asumido dentro de "las practicas comunes del FemDom".
    Agradezco a la net haber llegado hasta este exquisito blog.
    Saludos.

    Mxtronika

    ResponderEliminar
  6. Si un merito tienen los textos de este querido blog (además del HUMOR, la BRILLANTEZ, el SARCASMO BIENHUMORADO; la INTELIGENCIA APLICADA, etc) es del de tratar cuestiones RÍSPIDAS con E-QUI-LI-BRIO...un ingrediente no muy valorado hoy en dia.Podemos hablar EONES sobre estas cuestiones, pero lo mas importante es NO PREJUZGAR, NO BARDEAR, NO SUBESTIMAR....

    Gracias por esta gimnasia de la sensibiidad; Milady

    nini

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. querida niní, mucho de ste blog lleva tu SELLO por tantas charlas amenas y tanta AMISTAD

      jamas subestimar..a lo sumo un poquito de SPANKING LITERARIO

      besito

      Eliminar
  7. Es muy cierto.
    Pero... Quizás eso suceda en el femdom del tipo Grey. Claro que a Vd. jamás le sucederá.

    Jean Valjean

    ResponderEliminar
  8. bello post

    sumiso_mucama

    ResponderEliminar
  9. lady roxy el verdadero placer debe ser el de la domadora, o no?

    sumiso_mucama

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es sumiso mucama. Yo entiendo que el placer del sumiso existe a partir de su servidumbre y del placer de la mujer dominante!

      Eliminar
  10. Tienes mucha razón, aunque, no te lo tomes a mal, la evidencia es palpable. Pienso que el sexo por Internet hace muy evidente que un determinado poder masculino puede llegar a ser más perverso que el que muchas mujeres creen poseer.

    No dudo de que habrá auténticos sumisos, pero da la sensación de que hay mucha “sumisión” de “pasaba por ahí…”.
    Creo que a esta realidad se la denomina “dominancia por debajo” (o algo así). Muchos hombres necesitan sentirse sacudidos y no les importa si esa sacudida la reciben por parte de una mujer. A partir de ahí, se crea el imaginario. Y, debes reconocer, el imaginario es desbordante.

    Las mujeres, como siempre, debéis entrar por la puerta de la discreción y coger el toro por los cuernos (dicho así, incluso podría entenderse de modo literal). Un auténtico sumiso de la feminidad no creo que necesite la parafernalia de ese mundo hecho para la vista. Imagino que un sumiso de verdad sólo (!) necesita una mujer de verdad que quiera “emanciparse” y demostrarse que, si quiere, está muy por encima de él.

    La “fuerza” del poder femenino está muy por encima de la belleza y de la parafernalia. Sale a flor de piel si una mujer no tiene miedo a sentirse segura. Me encantan las mujeres decididas. Cuando comparto con ellas, se abre un espacio de diálogo muy enriquecedor que no niega una mutua coquetería. De si esas “mujeres decididas” son o se sienten Dominantes, no lo sé. Me gustaría ser sumiso y “sentir” esa posible dominancia por mi mismo, notar, como se explica en el famoso libro de Elise Sutton, como caes en la “zona de sumisión”.

    De momento, siento su atractivo y la fuerza de su seducción.

    Saludos, mujer decidida que nunca conoceré…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miquel: la mayoria de los sumisos que he conocido lo son gracias a la fuerza del fetiche. No le niego a nadie el gusto por determinadas fantasias o acciones pero dudo que yendo directamente al grano, consigan concretarlas. O quizas, en realidad, TEMEN concretarlas. Con respecto a tu ultimo parrafo, opino que muchas mujeres son dominantes y no lo saben, o rechazan el termino por considerarlo demasiado kinky

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...