miércoles, 23 de abril de 2014

Amor y adulterio




   Esta columna está cargada de amor aunque lo que me traigo entre manos no es amor sino sexo. El pecaminoso sexo adúltero. Sé que resulta muy difícil encontrar en Internet testimonios o pensamientos surgidos de la pluma de una mujer cuckoldress. Hoy por hoy, los relatos y pensamientos sobre adulterio corresponden casi en su totalidad a varones con fantasías de cornudos. Es escasa o casi inexistente la poesía o la novela que relate en primera persona las crónicas de las ricas sensaciones femeninas que nacen en los rituales de alcoba propios de esta deliciosa degeneración del matrimonio tradicional. 

   Sé que en esta página (y en otras también) represento al temido poder erótico femenino. Soy promiscua y libertina. Manejo la balanza de la justicia a mi entero placer y antojo. Me gusta tener amantes de todos los sexos. Puedo hacerlo porque me lo permite mi condición de mujer madura y atractiva y el poder que nace de mi femenina seducción. La telaraña de mis deseos se va tejiendo día a día a partir de múltiples y diversas experiencias eróticas. Pero nunca sentí el deseo de aventurarme en soledad. Aquellos que me conocen y son testigos de mis acciones, también saben de la sonrisa sardónica de mi dominado esposo, al cual le atribuí el nick de Conde Cheshirecat en honor a aquel gato de Lewis Carroll, título ficticio nobiliario que presupone que el esclavo debe estar a la altura de las circunstancias, de lo que se pretende de él. Una jugada más para divertirme sobre este paño de relaciones efímeras pero a la vez profundamente humanas.


   Una preciosa Dómina española, Ama Eva, dijo una vez A mí me excita excitar. Y qué mejor forma de hacerlo que con desconocidos invitados a mi banquete sado y sensual. A Mí me gusta jugar cuando el juego se juega en serio, con personas de verdad, revelando ante ojos extasiados el poder que puede desplegar una mujer casada, con años de sexo y vivencias, que decide recorrer los túneles de la Superdómina despedazando a sus presas sin detenerse hasta haber logrado la plena satisfacción de su deseo carnal. Siempre fetichista, siempre hedonista, a veces sádica, a veces amorosa.

   Sé que la humanidad contemporánea con la cual me toca compartir la calle, el trabajo y la escolar reunión de padres me lapidaría si hiciera pública mi vida sexual. Entonces la guardamos en silencio, con prudencia, conscientes de ese destino. Sólo podemos conversar si nos rodeamos de un círculo de personas que entiendan nuestro idioma. No aspiro a que mi sexualidad sea aceptada por los demás porque es Mía y no es pública. Públicas son las veredas y públicas son las vidas sexuales de los que pretenden llamar la atención con su rebeldía frente a la sociedad, la misma sociedad que rechazan y a la que, al mismo tiempo,  le reclaman ser incluidos. No es contradictorio? 


   Mientras me preparo para mi siguiente correría nocturna donde espero gozar carnalmente con otras gentes delante de la sonrisa del gato rizón y contando con su imprescindible asistencia para sentirme confiada y segura, sé que volveré a calmar  mi sed sexual y amorosa porque no sólo en nuestro sagrado dormitorio vive el amor infinito sino también en el manantial callejero, detrás del sexo promiscuo y desenfrenado. Para las sacerdotisas libertinas de Afrodita, el amor no sólo es cotidiano sino que debe servirse en un plato especial de placer gourmet.

   Y la que esté exenta de envidia, que le arroje a la mujer adúltera la primera piedra.

       

8 comentarios :

  1. Que sabias palabras, toda una Diosa Roxy :3

    ResponderEliminar
  2. Gracias, la próxima vez, no te olvides de dejarme tu nombre.

    ResponderEliminar
  3. INDUDABLEMENTE NO PODIA ESTAR MEJOR EXPRESADO,ME QUEDE MARAVILLADO SALUDOS JHONN

    ResponderEliminar
  4. Tal vez no sea una idea nueva, pero ojalá algún día lances un libro, ya tienes un comprador seguro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, muchos de mis fieles lectores me lo han propuesto, quizás me lance a hacerlo algún día

      Eliminar
  5. Quise acceder al subforo Cuckolding y Femdom 24/7 pero aparentemente está caído. ¿Hay otro link para acceder?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Australis, hace tiempo que hice una reforma de los contenidos y opté por el eliminar el subforo de cuckolding, para incluirlo dentro de los cuatro qu tengo hasta el momento. Saludos

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...