viernes, 16 de octubre de 2015

Lobos y leones aplaudidores del Femdom

   
   Aplaudir es una forma de expresar la emoción reprimida o el deleite. Esta tradición es muy antigua. Los griegos expresaban su aprobación a las obras de teatro vitoreando y aplaudiendo. Los romanos chasqueaban los dedos, aplaudían, hacían ondear la punta de sus togas o bien sacudían tiras especiales que se distribuían entre el público para tal propósito. En el siglo XVII, silbar, pisotear y aplaudir era lo correcto para mostrar aprobación a un espectáculo. Tales prácticas se observaron también en las iglesias durante un tiempo, pero cuando el clero prohibió estas manifestaciones, toser, tararear o soplar por la nariz pasaron a ser la forma en que se aprobaba un sermón brillante o un coro bien entonado.

   En un común diccionario dice que figurativamente un aplauso es un elogio, una alabanza, una muestra de alegría o aprobación. Es lo que solemos entregarnos entre nosotras, mis amigas Dóminas y también algunas sumisas, cuando nos leemos, cuando nos apoyamos, cuando nos reímos y cuando compartimos fantasías y testimonios de nuestra sexualidad. Por supuesto que incluyo en esta lista a nuestros mosqueteros, nuestros bravos muchachos que son tan felices adorándonos, aunque sea vía digital con sus Me gusta o Gracias Señora o Estoy muy de acuerdo con Usted,  Mistress.

   Los señores del BDSM argento que aspiran a dirigir  la comunidad y el séquito de párásitos mediocres y amargadas estropeadas que los siguen parecen no opinar lo mismo. Como ven que los debates y las experiencias sobre sado y BDSM se han trasladado desde los sitios oficiales (moderados por ignorantes, por misóginos o por ambos) a territorios más libres, sólo les queda recurrir a la descalificación de la experiencia sexual ajena. El Poder Erótico Femenino les duele. Por eso nos insultan, no sólo a Mí, sino a mis amigas y a nuestros sumisos, tachándolos de aplaudidores cuando nos halagan. Una querida Ama amiga lo puso hoy mismo en palabras. Si soy una aplaudidora es problema mío, si vos no tenés a nadie que te aplauda es porque no decís nada que merezca ser aplaudido.

   Valga una aclaración sobre biología marina: dado que uno de estos personajes nefastos nos trató de focas aplaudidoras, les aclaro que no son las focas las que aplauden sino los lobos o leones marinos. Este año, visité una reserva de lobos en las Islas Galápagos donde pude disfrutar muy de cerca las colonias de estos bellos, sabios y fuertes animales que nos daban la bienvenida con sus piruetas en el mar y sus saltos. Ellos parecen aplaudir y tienen la costumbre de juntar sus extremidades superiores mientras que las focas no pueden hacerlo.

   They can use their front flippers to pick up things. They are very curious so they tend to evaluate plenty of things that they can get their hands on. Many people associate Sea Lions with their ability to bring their front flippers together. This looks like they are clapping and that is a characteristic that humans can easily relate to.

   La Natura es muy sabia y estas preciosas criaturas saben qué evaluar y qué elegir como bueno cuando nos aplauden. No descalifiquemos desde la ignorancia al poder de Afrodita!




1 comentario :

  1. Cómo es posible que en esta entrada no haya comentarios?

    Si mereces un aplauso!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...