jueves, 19 de enero de 2017

Las alumnas de la Escuela Sissy. Verónica






   Supongo que mis fieles seguidoras sissies ya habrán notado que la semana pasada inauguré en la columna derecha de mi blog, donde se concentra toda la información sobre los contenidos, una nueva sección que bauticé La Sala Rouge. La Sala Rouge es un lounge virtual dedicado exclusivamente a la feminización. Un lugar especial de la Sala (los primeros links) está dedicado a mi Escuela Sissy, que hoy presenta a otras de sus alumnas. Verónica.

  A diferencia de Ivanna, que fue educada en la severa petticoat discipline británica, Verónica adora el look y el estilo de las chicas bimbo de California. A Verónica le gustan las melenas rubias, pintarrajearse como una puta callejera y ponerse corsettes con relleno para darle más curvas a su cuerpo. Vive todos los días subida en tacos altos; sólo hay que verla en este video grabado en su habitación, como camina con pasitos cortos luciendo a cada paso su culo y sus torneadas piernas.

   Pero no todas fueron rosas en el camino del aprendizaje. Cuando Verónica llegó a mi Escuela, me ví en la obligación de aplicarle correctivos porque era un volcán de hormonas sissies a punto de erupción, totalmente intoxicada por toda clase de fantasías de nena malcriada. Tuve que trabajar muy duro para educarla y enseñarle los rituales y comportamientos propios de una señorita refinada, al estilo de las egresadas de mi Escuela.

   Meses después y con su culo ya muy bien dilatado en largas sesiones conmigo, Verónica se mostraba conmigo mucho más dócil y obediente. La que estaba cada vez más desatada era yo. La nombré mi secreputa personal, hice instalar un poledance en la Dirección sólo para deleitarme con sus contoneos y la llamaba con cualquier excusa para satisfacerme sobre ella. Arrodillada abajo de mi escritorio o acostada por encima abriéndome sus nalgas, la nena se había convertido en mi juguete; yo le regalaba mi lencería usada y le prestaba mi maquillaje y ella los usaba para seducirme cada vez más. Llevada por la pasión, aflojé un poco el control sobre ella y entonces Verónica volvió a las andadas. Empezó a escaparse de la Escuela con cualquier excusa, sólo por el placer de callejear. Para encontrarla, sólo bastaba con salir de la escuela y mirar los autos estacionados alrededor; si alguno estaba sacudiéndose sospechosamente, seguramente en el asiento de atrás estaba mi secreputa, cogida por el culo  y gozando a los gritos.  

   Yo aprendí la lección. Verónica es puta de alma y estaba claro que necesitaba algo más que una mujer, por más dominante que yo fuera. Nunca la sancioné por sus correrías porque la quiero y me divierte pero tuve que aceptar que con chicas tan calientes como ella, es necesario relajar un poco la disciplina porque de lo contrario estallan.

   Me enorgullece decir que hoy Verónica no sólo perfeccionó su roleplaying de rubia muñeca bimbo siempre lista para el sexo sino que ha aprendido muy bien los modales femeninos necesarios para desempeñarse como sexy assistance. Es además una excelente stripper, provocadora y exhibicionista. Pienso ganar mucho dinero con ella, subastándola como prostituta en fiestas privadas. Verónica lleva en la sangre aquello de que las rubias son más divertidas y vive el sissismo como una fiesta que nunca se termina. Esta es mi secreputa, Verónica.







10 comentarios :

  1. No puedo saber si lo que narra es real o ficticio. Quisiera que fuera real, porque quiero tener la oportunidad de ser como Veronica, al menos por un tiempo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con las mujeres, los hombres nunca saben del todo que es real y que no. Mucho más con las mujeres dominantes. Es parte de nuestro encanto.
      Ojalá tu deseo de ser Verónica se cumpla

      Eliminar
    2. A veces me dejo engañar por mis fantasías...

      Eliminar
    3. A veces, es necesario dejarse engañar un poco para gozar de una vida más plena...

      Eliminar
  2. Antes de nada, primero, darte las gracias por dedicar una columna exclusiva para sissies, todo un gran detalle por tu parte, querida Mistress Roxy.
    También darte mi enhorabuena por el gran trabajo realizado con Verónica, en plan "Bimbofication", ya que dentro del mundo sissy hay diversos apartados, cada una tiene su puntito, unas más sumisas, otras más putillas, etc etc...
    A ver para cuando te hago una visita, para saber en que grupo me englobas, jiji.
    Besitosss querida Mistress Roxy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te tendría que analizar muy bien, Merce. Te haría varias visitas muy íntimas a tu habitación y después decidiría sobre cual va a ser tu estilo y tus actividades.

      Eliminar
  3. Como siempre enseñándonos cuanto sabes Mistress.
    ¡Muchas gracias!

    ResponderEliminar
  4. Bueno, veronica es sin ninguna duda todo un puton sissy...y le encanta, seguro que si. gracias por esa seccion especial para nosotras las maris. Siempre le estaremos agradecidas Mistress. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también le estoy muy agrdeacida a la maris, por lo dulces que son y además, cuanto me han enseñado. Que la sala Rouge crezca!

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...