jueves, 29 de junio de 2017

Ella tiene el look






    Una película de ficción es creíble cuando el director logra que olvidemos que lo que estamos viendo son actores que se mueven en un decorado con cámaras detrás. Así es como nos divertimos viendo cine. El sexo Femdom es creíble cuando nos olvidamos que las mujeres y los hombres somos iguales y tenemos los mismos derechos. Así es como nos divertimos teniendo sexo. El traje femenino fetichista, comparado con la desnudez masculina, es un poderoso constructor de fantasía antigualitaria. La nación sado Femdom no es una nación democrática. Dentro de estas fronteras, a menor igualdad, mayor placer. 

   El fetiche de la dominatriz clásica es la puerta de entrada a un mundo maravilloso de fantasía porque propone que la mujer se construya a sí misma como un personaje de ficción, como una diosa pagana del sexo, con el único fin de divertirse y gozar. Las mujeres y las travestis s
abemos que el atuendo fetish nos vuelve más bellas y deseadas. Es un aporte más a un poder femenino basado en la seducción; no en el manejo de una técnica ni en la cesión de un poder que algún sumiso nos haga. El fin justifica plenamente los medios: no interesa demasiado los aspectos psicológicos o la significación social del personaje femenino creado sino la intensidad del placer sexual que se consigue través del mismo.

    El fetiche sado no es solamente una forma de belleza kinky. El fetiche le regala al sexo una dimensión artística adicional. Gracias al fetiche, la mujer dominante se presenta ante sus adoradores como una obra de arte estética. La adoración sumisa no es otra cosa que la respuesta perceptiva por parte de quienes son sensibles a esa expresión artística. El sexo (si ocurre) es el remate, el gran final que le pone la corona a esa obra estética femenina. 

  Pero que ocurriría si tuviéramos que estar explicando todo el tiempo que las mujeres reales no nos vestimos ni arreglamos de esa forma? Que pasaría si antes de la fiesta fuera necesario aclarar que sólo estamos protagonizando una ficción armada para la ocasión? Lo más probable sea que la fiesta del sado ni siquiera pueda empezar.

    
El gran Cristóbal Balenciaga dijo una vez: Una mujer no tiene necesidad de ser perfecta ni hermosa para llevar mis vestidos; el vestido lo hará por ella. El concepto pertenece a la alta costura pero es perfectamente aplicable al BDSM. Las dominatrices fetichistas tenemos que aprender a ignorar las críticas envidiosas y ajenas a nuestro mundo para permitir que el fetiche trabaje por sí mismo. Somos Nosotras quienes tenemos el poder de dejar fluir el fetiche. Sólo hay que agregarle sentido del humor y predisposición a gozar. Si ella tiene el look y lo sabe usar, lo demás viene solo. 
  





5 comentarios :

  1. Excelente !

    atentamente

    Comm

    ResponderEliminar
  2. Espectacular y fascinante

    ResponderEliminar
  3. I love your Blog Mistress Roxy, I just wish that we had a better more fulfilling means of communication. I also have problems with reading your articles in your native language & wish there was a format in English as well? Thank you...

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...