miércoles, 16 de abril de 2014

Mi amiga Diva Inside

   dedicada a diecinueve (BV), en esta semana de Pascuas, porque además de coneja es  Diva Inside en noches de glamour

  


   Ella afloró después de haberse frustrado en muchas madrugadas febriles. Es un paria de búsquedas de pajas insurgentes que anhelan a siempre más.  Y así es como Ella emerge, comienza, se origina y se muestra. Convengamos que el mundo social no es un lugar hospitalario para  este ejemplar. En consecuencia,  vaya secreto del desprecio humano, de la discriminación sin fundamento es en donde emana el morbo de nacer así. Un monstruo pecaminoso e impúdico que no se autoaborta, que tiene el pésimo y malvado coraje de no autoabolirse, que repite la acción hasta originarse en la noche, la intimidad, la soledad, la inversión.
 
   Se supone que su histeria momentánea de varoncito no lo llevaría a concretar a fondo su trasgresor deseo de bifurcarse. Pero abre el placard de su Diosa – Ama y saca esos preciosos, europeos, zapatos de taco alto.  Sin abatirse, sin boicotearse busca en el espejo, su espejo, la Amada mujer, la misma que alguna vez lo había obligado a crossdressearse y desde allí se configura para abordar la más lesbiana travesía de la vida: Ser Diva. Lo logra en escasos pasos, porque ya lo intentó muchas veces, lo tenía ensayado desde lo más profundo de sus testículos, casi por la fuerza. Se calienta, se acomoda, se fotografía, se critica, se emociona, tira un  beso a su cara maquillada en el espejo. Es pésima a la hora de disimular pero óptima para manifestar. Todo lo exagera y lo detalla.  Tiene el valor del niño inconsciente del peligro. Y dale que va. Suspira. Se hace una paja en el medio del parto. Acelera lo aletargado y retrasa lo urgente. Nunca se había apurado tanto como esa tarde otoñal en el castillo de quien la hechizó con su propuesta. Ahora no tiene otra opción que ser perfecta. No es tiempo para mediocridad. Se supera a sí misma en la pornopantalla de su fetiche. Ella se había soñado así pero no tanto. Se esculpe, se pintarrajea, se borra, se enmienda, busca su música interna. Late por dentro y dentro de la habitación. Es implosión, es fuerza centrípeta. Su pulso se le acelera al subirse las medias, se le caen las cosas, como si se le volcara la verguenza. Avanza hacia su imagen como macho buscando una puta. La quiere coger hasta saciarse. Se enamora de Ella misma y de la Ella fundacional, Blue Velvet, quien la forzó a hacerse la que hoy conocemos por Diva Inside.

   Ser Diva a full. Porque para ser mediocre prefiero no nacer. 





7 comentarios :

  1. Que lindo. Espero que Diva Inside pase por aca pronto.

    ResponderEliminar
  2. Conmovedor.Tierno
    nini

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos por estar siempre cerca de Mí

    ResponderEliminar
  4. Antes que nada, pido perdón por la demora. Nunca se responder bien a los halagos y este escrito es uno de los mas bellos que me hicieron, Sra. Me llena de emocion ser parte de Su vida y que Ud sea parte de la vida de Diva Inside, que la conozca tan bien.. tanto que puede escribir lo que Diva intenta lucir y ocultar y exponerlo de forma tan clara como si uno estuviese parado enfrente del espejo al que Diva se mira.
    BlueVelvet siempre me dice 'hé creado un monstruo'... bueno, ese monstruo ya no me pertenece porque acá queda bien en claro que Diva vive en la mente y los orgasmos de sus seres mas queridos.

    Gracias Sra. Lady Roxy y saludos a su perro fiel.
    Los ama,

    Diva Inside.
    diecinueve{BV}.

    ResponderEliminar
  5. Qué maravilloso de Diva Inside, dar todo lo que llevas dentro y sacarlo, exajerar cada gesto femenino, pensar en el maravilloso momento que te ves y te sientes como una Diva, que parece que se para el mundo y ella esté ahí, dejando atrás la mediocridad y dejando aflorar toda ella, toda una Diva.
    Me ha encantado este post, sencillamente conmovedor.
    Besitosssss

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...