viernes, 18 de septiembre de 2015

Feminización forzada. Mantra y Lukasz




    En 1993, Malibu Comics lanzó la línea Ultraverse de libros, dentro de la cual Mantra fue uno de los comics más singulares. Escrito por Mike Barr y con dibujos de Terry Dodson, narra las aventuras de un guerrero del tiempo llamado Lukasz que durante mil quinientos años había luchado en las huestes del gran mago Archimage contra el villano Boneyard. Cada vez que un soldado de Archimage moría, su alma era reencarnada en otro cuerpo y así la guerra podía continuar. La historia comienza cuando Lukasz es reencarnado en el cuerpo que Archimage consideraba el más adecuado para dominar las artes de la hechicería. Ese cuerpo es femenino: pertenece a Eden Blake, una atractiva mujer divorciada y madre de dos niños pequeños. Gracias a sus adquiridos poderes mágicos, Lukasz es rebautizada Mantra y deberá retomar la lucha mientras aprende a vivir en el cuerpo de una sensual y curvilínea amazona de negra melena y enormes pechos.
  
   What does gender matter in the scope of all creation? (Archimage)

  My name is Lukasz, I'm a warrior. My name is Mantra, I'm a wizard. My name is Eden...I'm a woman.

   A Mantra no le agrada para nada su nueva condición y se resiste continuamente a vivir el cambio de sexo por lo que la historia se desarrolla en un fascinante marco erótico de feminización forzada. Por primera vez en siglos, Mantra debe luchar para aprender los caminos y trucos de la hechicería mientras se ve obligada a adaptarse a su vida de chica trans, una vida que rechaza pero a la vez  parece atraerla morbosamente porque todo el tiempo se preocupa de lucir lo más bella, femenina y atractiva posible.




   Mantra lleva sus preciosas tetas casi al aire y no deja de usar minifalda y tacos altos cada vez que la oportunidad lo amerita, como si en su vida como mujer no tuviera otra opción que la de vestirse y maquillarse lo más sexy posible. (Lipstick. Mascara. Eye Shadow. Blusher. Foundation. Earrings. Too many choices! A man shaves, combs his hair, slaps on some cologne and he's ready to go!) Se queja del tiempo que pierde en secar y peinar su preciosa melena negra pero jamás piensa en cortársela para estar casual. Viste una armadura y una máscara con poderes mágicos pero a la vez no se priva de lucir botas por encima de la rodilla y fetichistas guantes largos operagloves. Su primera palabra al ver reflejarse en un espejo su nueva imagen, el cuerpo de Eden,  es el clásico God!  Y se sospecha que además de sorpresa y  rechazo, ese God! expresa algo de admiración y deseo; ese mismo deseo que sienten las chicas crossdressers cuando se miran por primera vez en un espejo y se pierden para siempre, enamoradas de sí mismas y de su imagen tan sensual y femenina.









 Mantra es una historia deliciosamente perversa pues mientras Lukasz lucha con sus archienemigos, Mantra no deja de aborrecer sus caracteres femeninos (I keep myself sane by telling myself that what I am isn't who I am) pero a la vez parece disfrutar al ponerse y sacarse un soutien, al acomodar sus grandes tetas en el escote, el efecto que siente caminando sobre tacones, el tiempo que le lleva maquillarse (Bond...Jane Bond, se dice a sí misma en un episodio mientras contempla su makeup) y por sobre todo, el deseo que provoca en los hombres, lo que le produce rechazo pero cierta atracción morbosa a la vez (This is all wrong...men want me, and women want to be me...and I want it exactly the opposite!). Quizás la más humillante y deliciosa de todas las experiencias ocurre cuando se ve obligada a ser la dama de honor en la boda de una de las mejores amigas de Eden (I feel like a fool. Pre-wedding plans mean I'm supposed to be buying beer, renting porno films and hiring hookers, not dressed up like Little Bo Peep). No me cabe duda el sentido que late detrás de estas escenas; mientras describen con lujo de detalles la humillación viril del guerrero al estilo de un Heracles travestido por Onfalia, le hacen latir muy fuerte el corazoncito a tantas chicas sissies que se masturban soñando con despertarse siendo dueñas de un cuerpo como el de Mantra. 








    En 1995, Marvel compró Malibu y sus directores decidieron modificar los diseños y las historias de Ultraverse. Para los fans de Mantra, el cambio fue decepcionante. Se eliminó todo lo relacionado a la perversidad del héroe feminizado contra su voluntad y Mantra mutó en una tonta jovencita con superpoderes como tantas otras de la escudería Marvel. Pero nadie podría ya quitarle el honor de haber sido la primera y más famosa heroína trans de historieta a escala mundial.







8 comentarios :

  1. No me la iba a perderrrrrrrrrrrr!!!
    MaravillosA!!!
    Me recuerda a la saga magico-hisotirca que publicaba EvAiTh en Circulo..
    nini

    ResponderEliminar
  2. Exlelente artículo, felicidades
    montoale

    ResponderEliminar
  3. Mistress!! gracias! gracias! Desconocia esta heroina trans y estoy ansiosa por descubrirla ( ese episodio de la dama de honor me ha enloquecido) pero Mistress podría decirme si está en español? Y en algún album? Cual es el titulo en ese caso? Porque claro me interesaría esa primera etapa obviamente. Besos y gracias por tan fantastica recomendación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gerita, no sabría contestarte, en Argentina, seguro que no está, mira que he buscado y preguntado. Quizás en España la encuentres y esté en castellano

      Eliminar
  4. Mira que me gustan los comics, pero desconocía la historia de "Mantra" y su feminización forzada. Gracias gracias por rescatar tan valiosa joya que muchas desconocíamos. Con artículos así es por lo que te quiero, por enseñarnos este tipo de cosas que desconocía.
    Te quiero te quiero muacssss

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...