martes, 5 de marzo de 2013

Ser Femdom. Un triskel sádico, sensual y femenino

   Los contenidos vertidos en esta columna están enfocados desde el placer que me genera mi propio comportamiento sexual - erótico (y tantas veces espiritual y social) Si usted la lee y la analiza a partir de una posición ética personal diferente a la mía, absténgase de juzgarla.





  

    La mujer FemDom hace lo que quiere. La mujer FemDom no hace lo que no quiere. Su poder es genuino, nace de Ella y no es una graciosa concesión otorgada por otro (mucho menos un hombre, mucho menos un hombre que dice ser sumiso). En el proceder de su vida radica el secreto de su poder. Ella domina, no doma; ella sugiere, no ordena.  Ante Ella, todo es docilidad y adoración. Podrás ser el centro de su mundo si logras su amor  pero Ella será siempre tu universo completo. Ella no teme ni se inclina ante ningún Poder que no sea propio.
 
   La única ley que vale es la de su deseo. Ese deseo puede mutar inesperadamente en capricho y en arbitrariedad, así lo decida Ella. En muchas oportunidades, el varón es su objeto o herramienta de deseo pero nunca de desprecio. Ella no necesita elevarse sobre la base de disminuir a otro porque Ella está elevada por sí misma, por su propia majestad.
   
   La noche, por su natural contexto seductor - morboso - estelar, es la gran aliada de la FemDom. La general ausencia de amigas mujeres, celosas de su poder es su maldición y a la vez, el módico precio a pagar por tan fortuito destino, por tanta felina libertad. Ella sabe lo que vale, sabe lo que busca, sabe lo que el mundo está ávido de otorgarle y está dispuesta a tomarlo, sin dar explicaciones ni rendir cuentas.
   
   La mujer FemDom es la mujer más deseada sexualmente cualesquiera sea la elección sexual que hayas hecho. Esta gema del universo sexual humano brilla y resplandece con luz propia. Hace brillar a los que la rodean. Su luz tiene tres tonos básicos que se entremezclan, potenciándose y fusionándose entre sí.
    
   La luz del sado:  la FemDom, desea, busca, y al encontrar, lo toma por asalto. No repara en deserotizantes moralinas ineficaces ni en legislaciones promulgadas por supuestos dominantes varones con grandielocuentes nicks. Ella no busca hacer daño sino todo lo contrario porque alrededor de Ella sólo hay goce y placer. Ella no espera. A Ella la esperan. Es augusta en su apetito de poder erótico. Tiene el sabor a femenina feromona camuflando su dulce veneno letal. La conquista y la seducción la erotizan. Es una mujer de armas tomar, así que es mejor que nunca intentes desafiarla. Ella te exigirá dedicación completa a su servicio y no tu vida a su antojo. Cuando la sirvas, dale todo. Ni más ni menos. Ella  no se conforma con dádivas y  los gladiadores que la idolatren rogarán por que ella abuse de su poder ante ellos. Ella es la causa y consecuencia del festín, se sirve golosamente del banquete y te hace lavar los platos muy gustoso. Desparrama lujuria sin consenso y te envicia con su altanería pedante, siempre de sonrisa firme, siempre  feliz. Es absolutamente excluyente en rechazar a masocas inseguros y a víctimas de la vida con dudosas historias. Quien pretenda acceder al servicio de la dama deberá ser eficiente en atenderla y despojarse de sus inseguridades masculinas. El motivo del sadismo de la FemDom no es el dolor carnal causado al otro, sino el placer carnal obtenido del otro. Por eso es sádica.
   
   La luz sensual:  la FemDom es pasión por las sensaciones a flor de piel. Como mujer, goza de los perfumes, de las caricias, de la estética, de la música y del arte culinario. Es obstinada en la belleza propia y en la de su entorno. Su delicadeza entremezclada con su firme personalidad es sabiamente femenina. No matiza, exagera las cualidades. Ama la naturaleza y la cuida, la preserva, la nutre. La FemDom colorea el ambiente y aterciopela el aire que la acompañan. Ella no anula al hombre, lo estimula en sus sentidos y potencia su virilidad a partir de su omnipotente sensualidad. Si te la imaginas, no te equivocas pues Ella ya estaba en tu mente antes que la conozcas personalmente. Ella valora su propio cuerpo y lo mantiene saludable y estético y establece una directa relación con tus sensaciones positivas, no traumáticas ni tampoco tóxicas ni autodestructivas.  
   
   La luz femenina: la FemDom jamás reniega ni sufre de su condición femenina sino todo lo contrario, la goza. Bendice haber nacido mujer pero no para odiar al macho ni para vengar viejas afrentas de género sino para ser complacida por aquellos a quienes Ella considera como grandes caballeros. Sabe coser, sabe bordar y siempre te abre la puerta con picardía para ir a jugar. Con Ella siempre te querrás casar. No se excita promoviendo reglas de conducta como lo hacen esas amas que parecen ser madres sustitutas sino que te aceptará a su lado si sabes formar parte de su guardia pretoriana. No decidió vivir como la amarga directora de escuela en una sociedad incorregible sino ser Cleopatra en la alcoba perfecta. Es vaginal y luce sus tetas en coquetos soutiens. Tiene sedosa la cabellera aunque sea calva y siempre pone su culo en el asiento que más le place, cruzando las piernas con gatuna estirpe (nunca la encontrarás de brazos cruzados). Sabe hacer las cosas prácticas de la vida. Usa su femenina (y por lo tanto bífida) lengua cual látigo, tanto para humillar como para besar. Seductora y carismática, va siempre adelante con un segundo pensamiento por encima de lo coyuntural. Su fusta no necesariamente pega pero es seguro que Ella te pegará a su fusta de por vida.

   Para liberar al mundo,  propongo llenarlo de calabozos FemDom. Y como varios saben mi único triskel en el cabezal de Mi cetro Femdom es Sado, Sensual y Femenino.




29 comentarios :

  1. Un mundo de calabozos femdoms....ummm más de uno ya se habrá excitado al imaginarselo jiji. Fenomenal reivindicación de la mujer como ser superior y único.Las sissies lo sabemos bien. besos Mistress Roxy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que lo saben, será por eso que nos adoran tanto

      Besos, gerita

      Eliminar
  2. Me encanta el artículo. La Dominación Femenina tiene que ver más con una Mujer segura de sí misma y poderosa que con el cuero y el látigo (aunque eso no está de más ;-))

    Un saludo y a sus pies.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cuero y el látigo son hermosos simbolos de poder. Pero no son el poder.

      Gracias por participar , querido servus

      Eliminar
  3. Repito....me has alegrado el día, señorita.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tu me alegraste el mio. Un beso muy grande y espero leerte seguido

      Eliminar
  4. El poder femenino es el poder absoluto de la sensualidad y del erotismo.
    Magnífica exposición, perfecta en este día, el día mundial de la MUJER.
    Besitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Merceditass..besos para vos y para todas las chicas

      Eliminar
  5. Roxy, me encanto encontrar un blog tuyo, el escrito excelente.

    Besos.

    VICHI

    Pd.> no puedo poner acentos en este teclado, lo siento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. VICHI, querida, que importan los acentos si me regalas la alegria de leerte!!

      te espero en otras columnas, sos muy bienvenida aquí!!!

      Eliminar
  6. Señora gracias por invitarme! me encanta todo lo que escribe!
    Perdón el atrevimiento pero me fascinaría ver una foto de sus pies con nylons
    gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hose sniffer, bienvenido!

      Una sola columna de mi blog tiene fotos mias, de hace algunos años. Por el momento no estoy poniendo fotos. Espero leerte seguido.

      un beso

      Eliminar
  7. Excelente articulo Lady Roxy. si, solo un ser tan maravilloso como la Mujer puede Dominar por derecho propio sin hacer uso de ningún tipo de coerción o fuerza, solo por ser como es..... S-u-b-l-i-m-e !!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suelita, es un inmenso elogio recibir este comentario tuyo. sabelo: sos un modelo de sumisión para muchos. Y por supuesto, siempre la haces quedar muy bien a tu Diosa.
      Gracias por estar cerca mio.

      Eliminar
  8. Excelente escrito. Desconocia la existencia de este blog, al cual desde ya agrego a favoritos. En cuanto al pensamiento aqui descripto, solo una acotacion: ojala muchas mujeres pensaran de esa forma. Todo seria mas natural.
    Un saludo.
    Aldabeto Cisneros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aldabeto..somos pocas pero estamos creciendo en número!

      Eliminar
  9. La adoración que le profesamos a estas mujeres FemDom no la puede explicar ni la psicología ni ningún tratado sexual o sexológico. Tal vez el comentario de gerita ha dado en la tecla con que tiene que ver nada mas que con la "reivindicación de la mujer como ser superior" o quizás simplementa algunas mujeres - como Lady Roxy - sean quienes posean esa cualidad que las destaque del resto del universo femenino y las ponga en ese pedestal para que reinen sobre nosotros.
    Elogiar esta columna en este momento creo que estaría de mas; en su lugar alabo y elogio a Lady Roxy que encarna como ninguna a la fémina que describe el artículo.

    ResponderEliminar
  10. Increiblemente claro y lucido...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias...me podrias dejar tu nombre la proxima vez?

      Bienvenido

      Eliminar
  11. Increíblemente Claro y lucido...
    Para los que no tenemos experiencia, realmente es como si se encarnara nuestra visión de mujer, nuestra diosa pagana.
    El verdadero poder femenino es real, es biológico, ellas pueden dar a luz, pueden generar vida. El poder femenino es claramente visible, el hombre cazador, a lo largo de la historia se ha sentido incomodo con ese poder, por no comprender, en la inquisición se quemaba a las brujas, todavía sentimos los ecos de la inquisición, sin embargo, no han podido con ella ella persiste a través de los siglos, y se la ve mas radiante que nunca a la violenta luz de la victoria, con todos sus hechizos y encantamientos, que no comprendemos, pero que no podemos mas que rendirnos a sus pies.
    Bringford

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hermoso posteo, Bringford, muchas gracias.

      Te creo dueño de una singular precepción para expresar eternas verdades de esas que nunca pasan de moda y que por eso, provocan tanto sufrimiento en personas que viven enclaustradas en estructuras de ficción .

      Gracias por este posteo que me has regalado

      Eliminar
  12. Lady Roxy lo leí atentamente y me parece un excelente manifiesto FemDom, a tal punto que me tomé el atrevimiento de compartirlo en mi Blog, dándole a usted el honor de ser la primera y quién inaugure la sección "Publicaciones de sitios amigos".-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mio de Ella. También dejé mi comentario en tu página. Un beso

      Eliminar
    2. Nada que agradecer y le anticipo que en mi Blog solamente compartiré aquellos textos que realmente sean destacables desde mi punto de vista. Es decir que estoy hablando de pequeñas joyas que puedan estar escondidas, pero no por eso deben ser motivo de desprecio, sino muy por el contrario, pueden valer mucho más que cualquier otra popular.
      Este texto para mí es una de esas reliquias valiosas.-

      Eliminar
  13. Mi querida Lady Roxy, nadie como usted para interpretar tan perfectamente el Ser de una verdadera Mujer Dominante, estoy en total acuerdo con tu pensar y plenamente identificada con este sentir de Dómina.

    Felicitaciones por su blog, es un placer recorrerlo.

    Bisou.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reine Claude, gracias por pasar a visitarme y ENCANDILARNOS con tu sonrisa.

      Eliminar
  14. Ummm… Describes un modelo de mujer muy apetecible. Describes, de hecho, a una Diosa en un olimpo donde no pueden existir, por pura lógica, dioses de ningún tipo (ni falta que hacen).
    ¿Pero, como vive, una Diosa, la cotidianeidad? ¿Es compatible ese poder invisible con la realidad del día a día? ¿Puede una Diosa no sentirse salpicada por los desmanes de una vida aleatoria que no tiene ni tendrá favoritismos con ningún ser vivo?
    Describes una cara de la moneda, sin duda prodigiosa y deseable, pero no abres tu corazón a la diosa que llora y que entristece porque el mundo donde vive se rige por leyes que están muy por encima de sus deseos y de su control.

    Me gustas Diosa, pero te quiero mujer, siempre mujer…

    Querida y admirada, no puedo más que desearte lo mejor pera ti y para los que dejas que te rodeen.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miquel, que lo describo es cotidiano. Justamente en al cotidianeidad de la mujer es en donde se nota la dominación. La puesta de escena sexual es divertida y excitante pero no hace a la esencia. La mujer llora, se entristece y tiene días malos pero despues resurge.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...