domingo, 9 de abril de 2017

La historia de la bota femenina. Yves Saint Laurent



Bota Saint Laurent. 1963



   En la Londres victoriana del siglo XIX, las comedias representadas en los teatros populares solían divertir al público mediante el truco de enredar las tramas con situaciones donde se producían equívocos entre los géneros. Las mujeres que se disfrazaban de hombres acostumbraban usar botas altas por encima de la rodilla para reforzar los caracteres de poder tradicionalmente masculinos porque las botas estaban asociadas a historias legendarias de piratas, caballeros y mosqueteros. De allí nos llega su traducción castellana: las llamamos botas bucaneras o mosqueteras. Para el imaginario colectivo de la época, esas botas eran el calzado de hombres valientes, de probada gallardía, de los que nadie pondría en duda su masculinidad.

   Para la misma época pero en los ambientes más elegantes, las mistresses que atendían las fantasías de los ricos gentlemen británicos siempre tenían un par de botas thighhighs en sus armarios. El pícaro inglesito, tan recatado en su vida cotidiana llena de protocolos, soltaba sus inhibiciones en privado vistiéndose de mujer mientras su dama de placer se ponía las botas adoptando un look masculino que facilitaba el gender roleplaying. No debió pasar mucho tiempo antes que algunos caballeros con tendencias sumisas les pidieran a sus mistresses que los azotaran con las botas puestas, los humillaran pisándolos con sus suelas, los obligaran a besar y lamer las cañas de cuero o los cabalgaran en sesiones de ponyplaying. Asi fue como las botas altas comenzaron a ganar fama como un accesorio clásico entre las putas de lujo de toda Europa.  
   Durante el siglo XX, el uso de botas por encima de la rodilla no pudo escapar a esa tradición de prostitución fetichista establecida en el siglo anterior. Recién en 1962, una coleccion de Balenciaga incluyó por primera vez botas hasta la rodilla, diseñadas por René Mancini. El atrevimiento de Balenciaga fue un anticipo de lo que estaba por llegar. Un año después, la bomba explotó.  

   Roger Vivier era un diseñador de zapatos que trabajaba para Dior desde 1953. Verdadero artista del diseño y la elegancia, Vivier se había consagrado en 1954 como el inventor del taco stiletto. Para 1963, Vivier trabajaba en el diseño de botas de cuero altas hasta los muslos (de allí, su nombre en francés, cuissardes) que las topmodels de la época lucieron por primera vez en la pasarela de otro genio revolucionario: Yves Saint Laurent.

   La colección 1963 de Saint Laurent es un hito fundacional que todas las mujeres que amamos las botas altas deberíamos recordar y homenajear. Por primera vez, la bota femenina por encima de la rodilla se presentaba ante el gran público, bajo todas las luces. Boots, boots and boots are marching up and down titulaba Harper's Bazaar en 1963. Musketeer boots, shiny, thighhigh, shapely as legs... era el comentario de Vogue. Pero aquellas modelos de Saint Laurent no sólo se destacaban por las botas. La colección incluía trajes negros, sombreros estilo militar y guantes de cuero. Combinados con las botas, todos los outfits que Saint Laurent presentó en ese desfile tenían un aire novedoso y joven pero también agresivamente sexual. La crónica del Chicago Tribune del 30 de julio de 1963, la única que pude encontrar en Internet, ("Saint Laurent develops own look") nos cuenta que ... Saint Laurent elegance was displayed in this Puss in Boots line with leather pants tucked into thighhigh boots with back buttoned overblouse contrasting sleeves and Robin Hood hat.  


Yves Saint Laurent y Betty Catroux

    La musa favorita de Yves era Betty Catroux. Alta, bella y rubia, Betty posa en esta foto de 1969 del brazo de Yves en la puerta de la tienda Saint Laurent en la calle Bond Street de Londres. Luce grandes anteojos de sol y una maxichaqueta con cinturón que destaca las botas por arriba de la rodilla. Con solo verla un segundo, es inmediata la comparación que surge entre ella y otras divas boteras de los sesenta como Jane Birkin o Brigitte Bardot.



Jane Birkin y Serge Gainsbourg

 
Brigitte Bardot



  Hay una historia nunca del todo confirmada detrás de la bota Saint Laurent que tiene mucho que ver con el mito de la bota como fetiche para el prostibulario gender roleplaying del siglo XIX. Roger Vivier había diseñado un par de botas altas para que Rudolf Nureyev las usara en el ballet El Lago de los Cisnes y la mirada brillante de Yves reconoció inmediatamente que había un enorme mercado de mujeres audaces esperando que alguien les diseñara una prenda que les permitiera sentirse bellas y poderosas a la vez. Un prince charming pero en versión femenina, siempre jugando con la identidad de género.
  
   Yves Saint Laurent había ganado fama desde muy joven dirigiendo la maison Dior desde 1957 hasta 1960. Como una ironía del destino, su nuevo estilo renovador y fetichista  nacido en 1963 derribaría al modelo de elegancia femenina un tanto pasiva que se había impuesto una década atrás y que tenía al New Look de Dior como nave insignia. 1963 fue el año en que el mundo conoció a los Beatles y fue también el año en que la dominatriz victoriana salió del closet luciendo sus botas para aparecer en las revistas de moda y en las vidrieras de las grandes tiendas. Un mundo nuevo, más sensual y femenino, estaba definitivamente en marcha.



Betty Catroux



4 comentarios :

  1. Porque me cachendiè no hay mas boteras como vos????? Es una pena que la bota "thigh-high" y la "bucanera" tenga el seño de "puta". Aunque después de "Pretty Woman" tampoco agrego nada de porcentual. Las bota alta en la mujer es para mi un símbolo de femeneidad potente. Una mina que calza un BUEN par de botas (las viejas de mas de 40) se siente segura y bien vestida calzandolas y eso me encanta. Bah .. no puedo hablar con objetividad. termino mencionando a Gianmarco Lorenzi, Casadei , Loboutin, Duo, Rossi y Jimmi Choo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nombras a grandes marcas de hoy. Por eso estoy a la busqueda de la gran historia, de donde nace este fetiche que tanto nos moviliza.

      Eliminar
  2. Espectacular nota !

    atentamente

    Comm

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que mi investigación te haya gustado, Commendatore

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...